Saltar al contenido
Web para la Inspiración Personal

Seis sombreros para pensar

seis_sombreros_para_pensar

“Seis sombreros para pensar” por Edward de Bono

Título: Seis sombreros para pensar

Autor: Edward de Bono

Páginas: 216

Precio: 13,30 €

seis_sombreros_para_pensar
seis_sombreros_para_pensar

Resumen:

Seis sombreros para pensar es una guía para pensar mejor, que potencia al máximo la inteligencia, la experiencia y la información. Este método, dota al pensamiento occidental, por primera vez, de un lenguaje constructivo en lugar de argumentos enfrentados. Su atractivo radica en su sencillez y su utilidad.

Los seis sombreros representan seis maneras distintas de enfocar un problema. Cuando nos ponemos un sombrero, hay que centrarse única y exclusivamente en abordar el problema desde esa concreta perspectiva. Esta manera tan sectorizada de pensar ayudar a que podamos obtener lo máximo de cada uno de los estilos de pensamiento y así eliminar las posibles interferencias que habrían si hiciéramos todo aleatoriamente.

Ideas principales de Seis sombreros para pensar:

El método de los seis sombreros para pensar, copia los procesos que tienen lugar en nuestra mente cuando tomamos decisiones, convirtiéndolos así en algo sistemático, imitable y público. El método permite que el equipo se involucre en un pensamiento lateral en el que todos ven el problema desde un mismo punto de vista.

  1. Sombrero Blanco
  • El color blanco sugiere neutralidad, este sombrero tiene que ver con los datos y la información pura. Cuando lo utilicemos, hemos de centrarnos en los datos y hechos, alejando a un lado nuestros argumentos.
  • En vez de aportar conclusiones y defenderlas, los hechos son el punto de partida. Uno de los problemas de este método es que puede haber un mar de información, por lo que se requiere de los participantes que hagan peticiones concretas de información.
  1. Sombrero Rojo
  • Al sobrero blanco se le opone el rojo. Este nos hace sacar nuestro lado más intuitivo e irracional del pensamiento. Con él podremos expresar nuestras emociones, sentimientos, intuiciones y corazonadas sin necesidad de explicarlas o justificarlas.
  • Este sombrero permite plantearlas tal como son, sacándolas así a la luz para luego poder centrarse en otros pensamientos sin interrupciones.
  1. Sombrero Negro
  • Es el sombrero de la prevención, la cautela, la oscuridad. A diferencia del rojo, este sombrero requiere de razones que se sostengan por sí mismas, tiene un carácter lógico: no basta simplemente con sentir que algo no encaja, es preciso defenderlo con hechos.
  • En una reunión el sombrero negro nos permite aterrizar con los pies en el suelo y ver las posibles consecuencias negativas de lo que se está tratando.
  1. Sombrero Amarillo
  • El sombrero amarillo hace referencia a la luz, a la esperanza, al optimismo. Posibles beneficios de una idea e intentan ver las ventajas para ponerla en práctica.
  • Para no caer en optimismo desmedido, tenemos que darle sentido a nuestro pensamiento positivo; de nada sirve ser optimista y pensar que vamos a ganar la lotería si no podemos hacer nada. Lo mejor, una vez planteado este pensamiento positivo, es analizar cuál es la acción que lo sigue.
  1. Sombrero verde
  • Este es el sombrero de la creatividad, el crecimiento y la energía. Permitir que las ideas, por absurdas que parezcan, nos lleven a otros lugares. A veces, plantear ideas ilógicas puede ser una buena estrategia para dejar rienda suele a nuestra creatividad.
  1. Sombrero Azul
  • Este sombrero es el encargado de ordenar el pensamiento. Es el encargado de pensar sobre pensar. Puede definir un problema que necesite ser cubierto y los parámetros generales de la sesión. Normalmente lo tiene durante todo el proceso de sombreros una persona.