Saltar al contenido
Web para la Inspiración Personal

El poder de los hábitos

el poder de los hábitos

El poder de los hábitos por Charles Duhigg

Título: El poder de los hábitos

Autor: Charles Duhigg

Páginas: 384

Precio: 18 €

el poder de los hábitos
el poder de los hábitos

Resumen:

Los alimentos que consumimos, lo que ahorramos o gastamos, la manera de comunicarnos, el ejercicio que hacemos, cómo organizamos nuestro trabajo… Cada una de las elecciones que hacemos a diario son hábitos, no procesos razonados. Los cuales ejercen un enorme impacto en nuestra salud, productividad, seguridad y felicidad.

Mediante investigaciones y entrevistas el periodista Charles Duhigg da las conclusiones de los más novedosos hallazgos psicológicos y neurológicos sobre la formación de rutinas.

Ideas importantes de El poder de los hábitos:

  • Nuestra mente ha evolucionado para crear hábitos, por consiguiente la mayoría de las decisiones que tomamos a diario se basan en hábitos.
  • Un hábito solo no tendría importancia, pero juntos y con el tiempo tiene un impacto en nuestra vida.
  • Los hábitos no se ven, no se sienten hasta que llegan a ser demasiado tarde para romper las cadenas que nos ata a ellos.
  • Proceso formación del hábito:
  1. Señal: origen que informa a nuestro cerebro de que puede poner el piloto automático y el hábito que ha de usar.
  2. Rutina: acciones que nos llevan a la recompensa.
  3. Recompensa: ayuda al cerebro a decidir si vale la pena recordar este proceso en particular.
  • Se ha demostrado en experimentos con animales, que tras recibir la señal anticipan la recompensa, y si no llega se sienten frustrados. Usarlo al contrario sirve para anclar hábitos favorables, como por ejemplo hacer ejercicio.
  • En la parte cerca del tronco cerebral, está el cerebro reptiliano, que se encarga de las conductas automáticas. Cerca de esta parte tenemos los ganglios basales, muchos hábitos dependen de esta parte, desgraciadamente, puesto que a esta parte más primitiva le es difícil razonar y se deja llevar por el instinto más animal, el de la satisfacción momentánea.
  • Usando la misma señal y proporcionándonos la misma recompensa se puede cambiar la rutina y, con ésta, el hábito.